jump to navigation

ELLA, QUE TODO LO TUVO 3 septiembre 2009

Posted by albertoguardiola in Libros.
Tags: , ,
trackback

La autora frente a la portada de su último libro

La autora frente a la portada de su último libro

Como ya he dicho en otras ocasiones en este espacio no soy un gran lector. Tengo mucha afición a la lectura diaria de prensa, webs generalistas y musicales pero, a lo largo de mi vida, no me he prodigado mucho que digamos. Creo que fue la obligatoriedad de la escuela lo que me hizo coger una cierta manía a la imposición de la lectura. En los últimos años, y gracias a determinadas influencias, he de reconocer que voy adquiriendo un cierto hábito por la lectura.
Y ayer finalicé un libro que compré “a ciegas”, es decir, sin la recomendación propia de un amigo/a o tras ver o escuchar un determinado reportaje en televisión o radio. Me guié por la biografía de su autora y por estar premiado. Si, ya se que no son argumentos de peso … pero hay que decir que no iba mal encaminado. Fue comprar “Ella, que todo lo tuvo” de Ángeles Becerra y empezar a verla por distintos medios promocionando su libro. También tengo que reconocer que el “fantástico” TDT me ha impedido ver en condiciones cualquier entrevista suya y he tenido que acudir al amigo que nunca falla, siempre que tengas conexión: internet!!
Me interesan las personas que, después de haber sobresalido en un campo laboral, deciden abandonarlo todo y retirarse a poner sus ideas en orden o a involucrarse en la creación de un gran texto. En su caso, Ángeles -uno que ya ha leído su libro puede permitirse tutearla, no!- era una publicista colombiana que ahora vive en Barcelona embarcada en su nueva aventura literaria. Un buen día, decidió dejar todas las tormentas de ideas y campañas de fidelización para volcarse enteramente a su pasión literaria. Y fruto de ello surgió el libro en cuestión.
También he comentado muchas veces que tampoco puedo considerarme un crítico literario ni que mis impresiones al respecto de su lectura puedan ser interesantes para otros pero, como éste es mi espacio, puedo permitirme la licencia de presentar esta obra como un buen reflejo de la vida y la muerte. Pero más que estos términos tan generales resaltar conceptos como “morir estando vivo” o “no querer vivir pensando que la muerte es la principal escapatoria”. Este, desde mi humilde punto de vista, sería el eje principal de una historia que arranca tras un grave accidente de circulación en el que Ella ( nombre propio como el de la Fitzerald ) pierde a su marido y su hija sin que sus cuerpos aparezcan. Tras unos meses de tratamiento se traslada hasta la localidad italiana de Firenze, cerca de dónde se había producido el accidente, para recluirse e iniciar un camino a la autodestrucción. Finalmente … Bueno, me estoy excediendo en el comentario teniendo en cuenta que he reconocido que no soy un gran lector, así que mejor recomendar su lectura y resaltar la facilidad que implican capítulos muy cortos que deambulan en diferentes perspectivas de sus protagonistas. Cada vez más me gusta la sensibilidad de la mujer para narrar …

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: